Design News » Blog Archives

Tag Archives: jubilados

7 tips para proteger correctamente a adultos más grandes en el hogar

Proteger de un maduro más grande es una responsabilidad que necesita de mucha atención, compromiso, paciencia y un seguimiento cuidadoso de cada una de sus ocupaciones cotidianas

Tener un maduro más grande en el hogar es algo que puede ser radicalmente demandante. Más que nada una vez que hablamos de una persona que tiene una condición que lo limita, sea física, de la mente, o inclusive las dos.

No obstante, hacerse cargo de las necesidades de una persona más grande no posee por qué transformarse en una carga para ninguno de los relacionados. Con ciertos cambios puntuales dentro del hogar y estableciendo un horario, todo va a ser muchísimo más simple.

La paciencia y la organización son fundamentales para brindar la ayuda que requiere una persona a lo largo de sus años dorados.

La trascendencia del respeto a la vejez

Todos comprendemos que envejecer no es un proceso sencillo, y podría ser más o menos grato dependiendo de el individuo.

Por cierto, los efectos físicos de la vejez tienen la posibilidad de llegar a provocar desórdenes psicológicos; en particular una vez que hablamos de personas que han estado acostumbrados a tener cierto nivel de libertad, y en casos como los de pensión por viudez donde se pierde a un compañero mas.

De esta forma, una gran parte de nuestro trabajo como cuidadores, es servirles de apoyo para que dichos cambios sean lo más llevaderos probables y que no ocasionen más grandes traumas.

Intentar a los individuos más grandes con el debido respeto que se merecen es algo primordial para entablar un parentesco muchísimo más cercano con ellos.

De esta forma, el mejor consejo en cuanto al trato hacia los adultos más grandes, es intentar no hacerlos sentir como una carga, ni tampoco tratarlos como unos chicos pequeños.

Aunque es notable que ellos necesitan de una atención y cuidados especiales, esto no desea mencionar que se debe reducir sus ocupaciones cotidianas. Todo lo opuesto.

Una persona más grande requiere de un horario repleto de ocupaciones para seguir estando sana y feliz. Aquello sí, es fundamental que el cronograma de ocupaciones se encuentre diseñado teniendo bastante presente las capacidades y restricciones de el individuo.

¿Cómo proteger a los adultos más grandes en casa?

Lo primero que requerimos para lograr proteger correctamente de un maduro más grande, es tener mucha paciencia.

Si bien es cierto que no todos toman de la mejor forma el apoyo que se les da, jamás debemos olvidar que los adultos en jubilación acostumbran sentirse frustrados por sus restricciones, y en otros términos lo cual proyectan en su descontento.

Una forma inteligente de ayudarlos a mantener un estilo de vida muchísimo más sana y paralelamente tener una interacción más armoniosa con ellos, es planificar ocupaciones en su día a día que ellos logren hacer por sí mismos.

Hacer ejercicio de bajo efecto, los juegos de mesa o reservar una hora del día para que se dediquen a la lectura son un óptimo ejemplo de esta clase de ocupaciones.

Por igual, la actividad física, la buena ingesta de alimentos y la era de esparcimiento son 3 cosas que una persona de edad avanzada necesita para mantener un óptimo estado de salud.

En este sentido, las visitas al doctor además tienen que estar contempladas en nuestro cronograma de ocupaciones.

Tomando todo lo mencionado en importancia, en seguida compartiremos 7 tips que le van a ser de utilidad para proteger correctamente de una persona más grande.

Planear una rutina

Tener una rutina planificada es la mejor manera de asegurar a un maduro más grande una mejor calidad de vida. Una vez que hablamos de diseñar una rutina, esto no únicamente hacemos referencia a mantener el control de horarios y entablar parámetros. Además debemos tomar en cuenta a quién va dirigido y cuáles son sus necesidades primordiales. Lo de más grande relevancia es que esta rutina diaria se encuentre repleta de ocupaciones que resulten estimulantes y gratas de hacer como para el individuo más grande como para su cuidador. El principio podría ser la parte más complejo del proceso, sin embargo una vez se crea el hábito, todo se va a hacer más simple.

Adaptar las medidas de estabilidad

Uno de los temas que más preocupa a la más grande parte de los cuidadores de individuos más grandes es la estabilidad. De esta forma, lo primero que debemos conocer en dichos casos es cómo hacer que el hogar se adapte a las necesidades y requerimientos de el individuo más grande. Una buena iniciativa es localizar los muebles de manera tal que los mismos no se conviertan en obstáculos potenciales. Además tener las habitaciones lo mejor iluminadas viable es algo que resultará de enorme ayuda para el individuo más grande. En la situación del baño, dependiendo de la condición de el individuo, puede ser adecuado instalar barras de estabilidad y utilizar alfombras antideslizantes.

Control de los medicamentos

Es común que los adultos más grandes tomen dosis más grandes a las indicadas en sus medicamentos; bien sea pues han desarrollado una dependencia o sencillamente por descuido. Nuestra tarea como cuidadores es hacer un seguimiento bastante cuidadoso de sus tratamientos doctores y entablar un sistema que nos posibilite total control en los horarios y dosis. Algo que puede ser bastante benéfico es llevar una bitácora con los medicamentos, los horarios y las dosis recomendadas. Además es efectivo hacer uso de un pastillero, debido a que este nos ayudará a tener más control de la proporción de medicamentos suministrada.

Buena limpieza del cuerpo

La buena limpieza personal es algo escencial para poder llevar un estilo de vida sana. Precisamente, una vez que se trata del cuidado de adultos más grandes, esta es una actividad que debería ser desarrollada con extrema sutileza y mucho tacto de parte del cuidador. En particular una vez que hablamos de personas con dificultados motrices y de coordinación. Lo aconsejable es brindarle a el individuo la más grande libertad viable, de esta forma esta no se sentirá incómoda o invadida. Además, se debe producir el hábito de continuamente usar cremas humectantes después del baño para que su piel tenga algo de hidratación extra.

Dieta equilibrada

Uno de los errores más frecuentes de los individuos que cuidan a personas más grandes, es que prestan escasa atención a un asunto tan fundamental como la ingesta de alimentos. Para llevar un estilo de vida más sana, es fundamental disponer de una dieta bien equilibrada; en particular una vez que hablamos de individuos de edad avanzada, las cuales requieren llevar una ingesta de alimentos más variada y rica en nutrientes. Aunque el individuo no se encuentre bajo ningún sistema alimenticio particular, se necesita minimizar de manera considerable la proporción de sal que usamos al elaborar sus comidas. Además es buena iniciativa comenzar a integrar más vegetales y varios alimentos ricos en fibra y vitamina D.

Ejercicios de bajo efecto

Integrar una rutina de ejercicios de bajo efecto dentro del itinerario que diseñamos para una persona más grande es algo radicalmente fundamental. La actividad física es bastante beneficiosa, más que nada para el sistema respiratorio y circulatorio. Además, la mayor parte de los ejercicios de bajo efecto ayudan a mejorar la coordinación y fortalecen las articulaciones. Precisamente, los ejercicios integrados en la rutina tienen que ser adecuados para las habilidades del maduro mayor. Una caminata corta y ciertos ejercicios de estiramiento general son una sorprendente forma de seguir estando sana y motivado.

Instantes de descanso y socialización

Actualmente somos muchísimo más conscientes de que una vida sana no es sólo ingerir, descansar y hacer ejercicio. La parte psicológica además tiene un papel fundamental. Una vez que planeamos un itinerario para una persona mayor, es fundamental que se dedique una gran parte del tiempo al tiempo libre y las ocupaciones sociales. Algo bastante común entre individuos de edad avanzada, es que varios tienden a pensar que al necesitar de atenciones y cuidados especiales son considerados un estorbo. Por esto es tan fundamental integrar en la organización diaria tiempo donde el individuo logre distraerse y compartir con conocidos y lo demás de los parientes.

Published by: